El arte cambia la manera de pensar de las personas

Publicado el 12. mar, 2012

Ejecutantes de grupos artísticos compartirán sus experiencias y conocimientos con la comunidad universitaria a través de los programas de Tutorías para la Apreciación Artística

Juan Carlos Plata

A través del contacto con alguna disciplina artística la gente puede cambiar positivamente su manera de pensar. El arte permite a las personas establecer parámetros y valores que puede aplicar en su vida cotidiana y facilita la interacción con los demás, aseguró la académica de los Talleres Libres de Arte de la Universidad Veracruzana (UV) campus Veracruz que participa en el programa de Tutorías para la Apreciación Artística, Luz del Carmen Aldape Castillo.

“El sistema de Tutorías para la Apreciación Artística es muy bueno porque la interacción con el arte se da en un ambiente relajado, lo que permite a los participantes perderle el miedo a las disciplinas artísticas, lo que a la larga les beneficiará no sólo en su formación profesional, sino en su vida”, sostuvo.

Para el periodo enero-junio 2012, el programa de Tutorías para la Apreciación Artística ofrece 37 programas en los cinco campus de la UV, que permiten –en un esquema único en el país- contacto directo entre la comunidad universitaria y ejecutantes de grupos artísticos profesionales.

Para Miriam Cházaro Rosario, integrante de la Compañía Titular de Teatro de la UV (Orteuv), las tutorías, además de ser un espacio para sensibilizar a los universitarios en el mundo de las artes, les da una opción creativa que puede ser una herramienta más en su formación académica y profesional.

“El programa de teatro que yo coordino, les permite conocer las herramientas de trabajo que se manejan en el escenario, cuestiones como la expresión corporal, la educación de la voz. Lo mejor de todo es que los propios estudiantes se dan cuenta que pueden usar esos conocimientos en sus carreras, puede ser una herramienta útil para su desempeño profesional”, dijo.

Cházaro Rosario, quien ya ha participado en varios programas de tutorías, explicó que muchas de las actividades en los programas se hacen como un juego, “es una labor de aprendizaje muy lúdica, los conocimientos se van adquiriendo a través de la experiencia vivencial y eso permite que sea un momento de disfrute, más que un asunto de clase y academia”.

Por su parte Ana Bertha Navarro Córdoba, integrante del Ballet Folklórico de la UV, dijo que la modalidad de tutoría es muy adecuada para este ejercicio, porque los estudiantes acuden con gusto y curiosidad.

“En mi caso, ofrezco un programa muy práctico pero con muchos elementos de análisis, revisión de documentos, revisión de espectáculos en video. La idea es que los universitarios se lleven una perspectiva amplia de los rituales de los que derivan las danzas folklóricas que conocen, además de que comprenderán mejor la danza folklórica como espectáculo escénico”, sostuvo.

Para Borislav Ivanov, integrante de la Orquesta Sinfónica de Xalapa (OSX), este programa es una gran oportunidad para que los universitarios conozcan un poco más de las tradiciones de su estado y un poco de fundamentos de apreciación musical.

“Es importante que conozcan los elementos que conforman la música que de su estado, con la que han tenido contacto desde siempre, en mayor o menos medida. En mi tutoría empiezo explicando la perspectiva de la cuerda barroca combinándolo con la historia de los instrumentos y el desarrollo del son jarocho, cómo éste se relaciona con instrumentos barrocos y cómo adquiere su tono característico. Todo esto con ejemplos de instrumentos, para que los participantes puedan tener una vivencia, son sólo una explicación teórica”, afirmó.

Ana Bertha Navarro dijo que participar en este programa es “una forma de retribuir un poco de lo que la Universidad me ha dado. Compartir lo que he aprendido en mi quehacer y llevar a los jóvenes a conocer parte de la cultura de su estado con más elementos e información, es algo sumamente satisfactorio”.

Mientras que Luz del Carmen Aldape sostuvo que este contacto con el arte beneficia tanto a los universitarios como al ámbito artístico en general, por que una vez que los estudiantes tienen más información, pueden tener una interacción más profunda y duradera con alguna expresión artística, como público o como practicante.

En los programas de Tutorías para la Apreciación Artística –que tienen una duración de 16 horas distribuidas durante el periodo- pueden participar todos los miembros de la comunidad universitaria (estudiantes, académicos, trabajadores o funcionarios) y los estudiantes que cursen un programa recibirán un crédito curricular.

La convocatoria para participar en alguno de los 37 programas de Tutorías para la Apreciación Artística está abierta hasta el 16 de marzo. Para mayores informes e inscripciones, visite la dirección electrónica www.sitonline.com.mx/estudiantes/index_paficuatro.php.

Print Friendly

Escriba su comentario

*